Sustentabilidad

Como sustentabilidad definimos la cualidad de sustentable. Como tal, en áreas como la economía y la ecología, sustentable es algo que se puede sostener a lo largo del tiempo sin agotar sus recursos o perjudicar el medio ambiente.

En este sentido, la sustentabilidad es la capacidad que tiene una sociedad para hacer un uso consciente y responsable de sus recursos, sin agotarlos o exceder su capacidad de renovación, y sin comprometer el acceso a estos por parte de las generaciones futuras.

1.- Construcción con Quincha Prefabricada

Sustentabilidad sería, pues, producir bienes y servicios a partir nuestros recursos (naturales, energéticos, económicos), a un ritmo en el cual no los agotemos y en el cual no produzcamos más contaminantes de aquellos que puede absorber el medio ambiente sin ser perjudicado.

La «Quincha Prefabricada» consiste básicamente en el empleo de bastidores de madera aserrada, rellenados con cañizo redondo, caña brava, tiras de bambú, todos ellos colocados en el bastidor en forma trenzada para su auto fijación sin necesidad de usar clavos; estos paneles, después de ser montados y fijados en sitio constituyendo paredes, son revocados con barro mezclado con paja, formando una primera capa; y, finalmente, reciben una última capa de revoque utilizándose materiales como el barro, cemento, yeso u otros, dependiendo de las preferencias, costos, de las condiciones climatologías u otras a las que estará expuesta la pared o de las preferencias del usuario.

Como techado se emplea un techo liviano a base de una estructura portante de madera y cobertura de caña y torta de barro con paja. Para zonas de alta precipitación pluvial se fija, sobre la torta de barro, planchas de asbesto-cemento, planchas de zinc u otras.

2.- Sistema fotovoltaico Off-grid (aislado)

Diez mitos sobre la instalación de paneles solares y cómo acceder a ellos -  El Mostrador

Una de las muchas ventajas de la energía solar es que está por todas partes y se puede ser aprovechar gracias a un sistema fotovoltaico fuera de la red.

Ya vivas en una gran ciudad o en una granja/lugar aislado sin acceso a la red, la tecnología fotovoltaica se puede usar para generar tu electricidad.

Lo que se diferencia en cada caso es el tipo de sistema a instalar, sistema fotovoltaico Off-grid u On-Grid.

Diferencia entre los sistemas fotovoltaicos.

Hay dos tipos de sistemas fotovoltaicos, según su conexión a la red pública de distribución de electricidad:

1 – Sistema fotovoltaico aislado, también conocido como sistema fotovoltaico fuera de la red.

2 – Sistema fotovoltaico conectado a la red, también conocido como Sistema fotovoltaico en la red.

Al principio, entre los años 50 y 70 del siglo pasado, los sistemas fotovoltaicos fuera de la red eran el único existente porque su objetivo era llevar la electricidad a lugares donde las redes de distribución no llegaban.

Los grandes ejemplos de uso de sistemas fotovoltaicos fuera de la red son los satélites artificiales (de telecomunicaciones, meteorológicos…) que orbitan nuestro planeta, y todos se alimentan eléctricamente por paneles solares, que son uno de los componentes del sistema fotovoltaico instalado en el satélite.

Los paneles solares fotovoltaicos se usaron para aplicaciones terrestres, principalmente en telecomunicaciones.

Uno de los primeros usos documentados de los paneles solares fue para alimentar un “teléfono rural”, instalado en la ciudad americana de Americus (Georgia) en 1955.

Nuevas posibilidades.

El concepto de fotovoltaica en red y fuera de red surgió sólo después del uso de la tecnología de inversores para conectar directamente los paneles solares fotovoltaicos a la red, sin que la energía pasara por un banco de baterías; lo que eliminaría uno de los componentes más costosos (y menos duraderos) de un sistema fotovoltaico aislado (sistema fotovoltaico fuera de red), que es la batería.

Fue entonces cuando el uso de la energía solar fotovoltaica dio un salto, y desde finales de los años 90, principalmente con los incentivos de los gobiernos para la adopción de esta tecnología, comenzó la producción masiva de los principales componentes (módulos, inversores, controladores de carga, baterías).

3.- estufa de masa térmica

Existen  muchas maneras de calentar tu casa, pero pocas tan simples y eficientes como una estufa de masa térmica rocket. Llegando a ser  5 veces mas eficientes que una estufa a leña tradicional.

Las estufas rocket (que en ingles significa cohete) fueron llamadas así por la forma y el ruido de como se quema la leña. Yo nunca he visto ni escuchado un cohete, pero en fin…

Las estufas de masa térmica rocket son hechas in-situ, en el mismo lugar donde serán usadas. Son estufas altamente eficientes, de bajo costo y relativamente sencillas de construir.

Como cualquier tecnología, la clave de su eficiencia está en su diseño.

Son 2 los modelos de estufas rocket mas difundidos: el modelo «J» y el modelo «L». Si bien el principio tecnológico es el mismo, ambas presentan algunas diferencias:

  • En el modelo «J» la carga de la lena se hace de manera vertical y en el modelo «L» la carga es horizontal.
  • La «J» no tiene cenicero, sino una puerta de acceso para limpiar y la «L» tiene un cenicero.
  • Constructivamente, el modelo «J» tiene un área transversal desde el comienzo y por todo el conducto, cosa que el modelo L no tiene.

Una de las particularidades de las estufas rocket es que se hace fuego fuerte y en poco tiempo. Solo el tiempo necesario para calentar el acumulador térmico. Una vez que el acumulador térmico está completo de energía, el fuego se apaga. Se requieren 4 horas de combustión para obtener 24 horas de calefacción (irradiación de calor). Esto implica que al otro día, al encender la estufa, se necesitará de menos leña para nuevamente llegar el acumular térmico, ya que el sistema está precalentado. Vale la pena conocer este tipo de estufas altamente eficientes.

estufa rocket